Lentes Especiales para el Ordenador

 

 

Lentes Especiales para el Ordenador

Los ordenadores y muchos otros tipos de dispositivos electrónicos forman ya una parte integral de nuestra vida laboral y privada. En la actualidad, desempeñan un papel destacado en prácticamente cualquier ocupación y profesión. Muchas personas todavía no son conscientes del estrés y la tensión a la que someten sus ojos.

Normalmente, el primer síntoma ocular causado por el ordenador no es la visión borrosa sino la fatiga ocular, dolores de cabeza, cuello y espalda, o sensibilidad a la luz. Los ojos pueden enrojecer o estar más secos, o podría notar una sensación de quemazón o picor.

Es consecuencia de fijar la vista en una pantalla de ordenador durante largos periodos de tiempo, y posiblemente también de una postura poco natural. Estos problemas se combinan con la necesidad de mover los ojos constantemente entre distancias cortas, como los documentos de referencia sobre el escritorio, y el rango intermedio, por ejemplo, para hablar con colegas o clientes.

Si reconoce alguno de estos síntomas, pídanos cita previa para realizar una revisión ocular, que revelará si necesita unas gafas especiales para trabajar con el ordenador.

Hay dos aspectos importantes para garantizar una visión óptima en su trabajo con el ordenador: en primer lugar, es importante que su conocer exactamente dónde y para qué va a utilizar sus nuevas gafas. Para ello nuestros profesionales, le realizarán una serie de preguntas clave, para conocer sus necesidades.

En segundo lugar, los procesos de refracción y ajuste de las gafas, así como su centrado posterior en la montura, deber llevarse a cabo con máxima precisión. Detalles minúsculos pueden influir en la calidad de la visión que su nuevo par de gafas le ofrece. Cuanto mayor sea la precisión en estos procesos, más rápidamente se adaptará a sus nuevas gafas. Nos tomaremos el tiempo necesario para ajustar sus gafas de ordenador.

3. ¿Qué tipo de gafas existen para el ordenador?

El requisito más importante que deben cumplir unas gafas es adaptarse exactamente a la distancia necesaria para la pantalla o el dispositivo de trabajo. Esta puede variar considerablemente de una persona a otra.

Inicialmente, un par de gafas para leer parece la solución ideal. Pero recuerde: las gafas para leer están diseñadas para distancias muy cortas. Para ver con nitidez el texto y las imágenes en su ordenador necesitará acercarse a la pantalla. Al acercarse, inevitablemente adoptará una postura inadecuada e incómoda. Eso puede provocarle tensión en el cuello y en la espalda. Ni la silla de trabajo más ergonómica ni el mejor ratón del mercado le ayudará en este caso.

Aquí es precisamente donde las gafas para ordenador son la respuesta perfecta. Las zonas visuales de estas lentes están diseñadas especialmente para los movimientos oculares que realiza cuando trabaja con el ordenador. Estas gafas ofrecen un campo de visión muy amplio que va desde las distancias cortas hasta las intermedias (es decir, desde medio metro hasta cuatro metros). Eso le permite ver y trabajar de manera óptima justo en el rango de visión que su trabajo le exige. Así mantiene la cabeza y el cuello en una postura natural y relajada durante todo el día.

Y eso no es todo. También dispone de diversos diseños para elegir, en función de las necesidades visuales de su trabajo o de sus actividades de ocio.

  • Gafas de ordenador con cristales tipo “de cerca”: En este diseño, la distancia máxima de visión nítida para el usuario es de dos metros. Por tanto, ofrece una visión natural de gran calidad tanto para leer como para cualquier actividad hasta dos metros. Estos cristales son ideales para personas que trabajan principalmente con ordenadores o que leen mucho.

  • Gafas de ordenador con cristales tipo “Interior”: Con estas lentes, la distancia máxima es de unos cuatro metros, lo que ofrece al usuario comodidad visual tanto para leer como a cualquier distancia típica de espacios interiores, alrededor de los cuatro metros. La versión “Interior” ha sido diseñada para personas que, por ejemplo, trabajan intermitentemente con clientes y con ordenadores. Cuando se desplazan por el espacio interior, no notan que están llevando unas gafas para ordenadores.

  • Gafas de ordenador con cristales tipo “Libro”: Los cristales tipo “Libro” están diseñados para las distancias típicas de lectura, con un máximo de un metro. En comparación con las gafas de leer, que suelen estar diseñadas para una distancia fija y personalizada de lectura, las lentes “Libro” ofrecen un campo de visión considerablemente más amplio para disfrutar de una lectura más relajada.

  • Gafas de ordenador tipo “Personalizada”: Esta versión está personalizada en función de las necesidades personales de cada usuario particular. La máxima distancia visual óptima en un espacio interior se define hasta el último centímetro para cada usuario. Además, en el diseño de las lentes también se tienen en cuenta datos sobre las monturas, la forma de la cara del usuario o la distancia para trabajar de cerca.

En Primera Ópticos La Rioja, le ayudaremos a decidir qué tipo de lente es más apropiado para satisfacer sus necesidades personales.

Redimensionar imagen